Desde la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH) manifestaron su “preocupación frente a la iniciativa de transferir a los municipios la administración de centros de salud y atención primaria de la salud, planteada por el candidato a gobernador Jorge Capitanich, en el marco de su propuesta de reforma constitucional”.

Indicaron desde la asociación que “creemos que la descentralización no es la respuesta adecuada a los requerimientos del sistema público de salud de nuestra provincia. La fragmentación del sistema tiende a generar inequidades, tanto en el acceso de la población a los servicios como en las condiciones de los trabajadores, tal como vemos que sucede entre distintas provincias en un sistema público de salud nacional dividido en 24 jurisdicciones”.

“Incluso, en las provincias que tienen servicios de salud municipales, se evidencian marcadas diferencias entre municipios en salarios, infraestructuras y calidad de atención”, agregaron.

Expresaron además que “la descentralización genera también debilidad en un sistema que requiere de planificación, coordinación y supervisión, principalmente en las actividades de atención primaria de la salud, pero también en la estructura de la red sanitaria y el sistema de derivaciones”.

“Creemos que el abordaje de las necesidades sanitarias de la población y el cumplimiento del rol del Estado como garante del derecho a la salud de sus ciudadanos requieren no de una mayor segmentación organizacional, sino de un sistema público provincial fortalecido, con presupuesto, planificación y políticas de recursos humanos acordes a los desafíos”, finalizaron.