La Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH), anunció la realización de un paro por 96 horas para la próxima semana, desde el martes 10 de septiembre al viernes 13 del corriente.

El martes 10 de septiembre, se realizará la Jornada Nacional de Lucha por 24 horas, con paros y movilizaciones en todo el territorio nacional convocada por la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), en reclamo por la reapertura de paritarias, establecimiento de un salario de ingreso igual a la canasta familiar de consumos básicos, el fin de la precarización laboral en el sector de salud, la reincorporación de los cesante (en particular en el Hospital Posadas) y en solidaridad con los trabajadores de salud de Chubut., y en ese marco, APTASCH manifestó su adhesión a la misma.

Además, APTASCH convoca también a un paro para los los días 11, 12 y 13 de septiembre en el territorio de la provincia del Chaco, en reclamo de una bonificación específica para Salud Pública, el fin de la precarización laboral para más de tres mil trabajadores, y la provisión de insumos y medicamentos en forma adecuada y continua.

En lo que refiere a la situación de la salud pública en el Chaco, desde la asociación indicaron que “el gobierno de Peppo viene ajustando en forma brutal los salarios de los trabajadores de la salud durante los últimos tres años, y se ha negado sistemáticamente al diálogo con el gremio para responder a los trabajadores ante la actual crisis y la escalada inflacionaria”.

Recordaron además que “el aumento salarial para la administración pública vuelve a estar, por otro año más, al menos 15 puntos por debajo de la inflación, llevando a los trabajadores de salud a estar entre los peores pagos del país. Por eso reclamamos un incremento sectorial como muchos otros sectores del gobierno han recibido”.

Manifestaron también que “hay más de tres mil trabajadores precarizados del sistema de salud, muchos con años prestando servicios en esa condición, y dicha situación exige una respuesta integral para regularizar su situación. No puede haber salud pública de calidad con trabajadores sin derechos y sin sueldos dignos”.

Ante esto, indicaron que “exigimos al ministro Zapico y al gobernador Peppo la inmediata apertura de negociaciones salariales y de condiciones laborales. La profunda crisis que atraviesa la salud pública chaqueña no puede esperar”.