La Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH) expresó su rechazo y “repudio a la oferta salarial del Gobierno para la Administración Pública de un 7,8% de aumento”

Desde la asociación indicaron que con eso aumento, “quedaría un incremento acumulado del 19,6% para todo el año, porcentaje que ya alcanza la inflación acumulada hasta agosto, de modo que los empleados públicos vamos a volver perder el valor de nuestros salarios con la inflación de los últimos 4 meses del año”.

“Ya hemos planteado y ha sido reconocido incluso por el Ejecutivo que los trabajadores, en particular los de Salud Pública, hemos perdido a lo largo de los últimos años (sobre todo en los últimos tres) más del 50% del valor de nuestros salarios, y no podemos ni estamos dispuestos a continuar sosteniendo las políticas del Gobierno con la pauperización de nuestros compañeros”, agregaron.

Indicaron además que “en medio de esta pandemia, que se prolonga con cientos de trabajadores contagiados y una docena de fallecidos, y con los equipos de salud agotados, no tenemos ningún tipo de reconocimiento salarial. No sirve los aplausos en la medida que el Gobierno nos quiere seguir condenando a la miseria”

Con fuertes críticas a las autoridades provinciales, desde APTASCH detallaron que “el mismo Gobierno, que en el mes de marzo nos convocó junto al resto de los gremios a una mesa paritaria para discutir la pauta salarial para el primer cuatrimestre del año y firmó un acta acuerdo por el cual se comprometía volver a convocarnos, ahora discute salarios sólo con tres gremios, con los cuales negocia el convenio colectivo y abandona la pauta cuatrimestral planteando un único aumento en lo que queda del año”

“El gobierno se comió un cuatrimestre por el camino. Es decir que cambia el escenario y rompe sus propios compromisos según su conveniencia circunstancial”, manifestaron.

“Por otro lado, el gobierno convocó a todos los gremios que actuamos en Salud a una mesa técnica para reglamentar la Ley de Carrera Sanitaria, con la promesa de poner la carrera en marcha el año próximo. No nos podemos negar de esta intención ya que se trata de un objetivo largamente buscado por nuestro gremio y es positivo que se ponga al escalafón de salud en agenda, pero no podemos subsistir con la promesa de un futuro mejor cuando están empeorando nuestro presente”, indicaron desde el gremio.

“Exigimos no sólo no perder frente a la inflación, sino comenzar a recomponer el salario de Salud Pública. Ese es el reconocimiento que el Estado le debe a los trabajadores del sistema que lleva la mayor carga de enfrentar esta emergencia de forma sostenida en el tiempo”, finalizaron diciendo.