Desde la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTASCH) denunciaron que “a los trabajadores de los laboratorios de los hospitales centrales de la provincia, donde se realizan las estadísticas epidemiológicas, intentan coartarle su derecho constitucional de la protesta y usan contra ellos amenazas como moneda frecuente”.

La entidad gremial explicó que “esta semana hemos realizado paro de actividades los días jueves y viernes. Este paro se realiza porque el gobierno se niega a escucharnos, a dialogar y a buscar juntos las soluciones que necesitamos, siendo el gremio con mayor representatividad en el sector Salud. Los trabajadores estamos agotados física, mental y salarialmente, y para el gobierno somos, indudablemente, solo una molestia o directamente elementos descartables”.

El conflicto que se suscitó con trabajadores de los laboratorios tiene que ver con la información estadística. Desde APTASCH explican que “el laboratorio toma muestras para análisis COVID de diferentes orígenes: internados, ambulatorios, febriles, administración Covid, viajeros, clínicas privadas, entre otros. Nunca han dejado de trabajar, las muestras se toman y se analizan como corresponde”.

En esa misma línea, agregaron que “en el marco de la medida de la fuerza, se decidió en esos días no informar al Ministerio de Salud las planillas estadísticas, y por ello los trabajadores han recibido presiones del gobierno sin contemplar siquiera el pedido que originó esta decisión”.

“Todo el año los trabajadores han cumplido funciones acordes a lo que la situación necesitaba. Estuvieron siempre al pie de la lucha, fueron los pilares del sistema sanitario, trabajando incluso en condiciones indignas y con salarios de miseria. Pero nada de eso le importa al gobierno”.

“De hecho, el único interés del gobernador quedó claro: quiere llegar al final de la jornada dando el parte diario estadístico de las muestras analizadas, pero no le interesa ni conocer ni escuchar a aquellos trabajadores que ponen el cuerpo para realizar ese trabajo. Si Capitanich es capaz de informar los datos de las muestras analizadas, es porque detrás de unas planillas hay mucha gente trabajando a destajo para que eso se haga realidad. Y esos trabajadores hoy dicen basta, cansados del ninguneo y de ser ignorados por quienes deberían cuidarlos”.

“¿Cree Capitanich que el trabajo de Laboratorio no vale? ¿Considera realmente que un 10% de aumento salarial es lo que merecen los trabajadores de toda la salud pública? ¿La Ministra Benítez, que es trabajadora de la salud, considera justa esta situación?”, se preguntaron desde APTASCH.

“Sueldos miserables, tratos irrespetuosos e injustos, ofertas que rozan lo ridículo, precarización laboral que llega a miles de compañeros, y ahora, se suman presiones y amenazas. Esa es la salud pública actualmente en el Chaco, y por ello estamos y seguiremos estando en la calle hasta que este gobierno insensible, sordo y ciego se digne a atender los reclamos, más que justos y urgentes, que planteamos, por lo que continuamos exigiendo una mesa de negociación urgente para Salud Pública”, finalizaron diciendo.